Inicio Noticias
Noticias

¿POR QUÉ CON “MADERA DE GUERRERO”?

E-mail Imprimir

¿POR QUÉ CON “MADERA DE GUERRERO”?

Declaración de Carlos Vera Rodríguez, al adherirse oficialmente a MDG.

Nov.9/12

El peligro de que se perennice el totalitarismo en el Ecuador exige superar enconos particulares del pasado o desacuerdos políticos secundarios cuando se deben privilegiar coincidencias en soluciones y en el líder para aplicarlas.

Dije que no contribuiría más a la dispersión de la oposición armando mi propio movimiento; tampoco aumentaré la fragmentación ahora esperando algo con lo cual tenga total identidad mientras al país lo encaminan al reino de la inseguridad.

Cuando por 1ª vez en mi vida –y espero que por última- decidí adherirme a un Movimiento Político, escogí Madera de Guerrero por ser su ideario, su acción, su bloque legislativo, sus exponentes y sobre todo, su líder, quienes más se acercan a mi concepción de la política entendida como servicio a la gente y generación de bienestar colectivo.

Tras vivir 14 años en Guayaquil y trabajar en 3 campañas electorales con Jaime Nebot Saadi del 98 al 2000, soy testigo y beneficiario a la vez de la obra que ha hecho y el liderazgo que ha levantado.

Por eso, al adherirme desde hace un año a Madera de Guerrero y defender sus tesis públicas desde mucho antes, pedí ser admitido con la aspiración de candidatizarme para la Asamblea en las próximas elecciones sin importar el puesto o incluso sin ser candidato, si aquello servía mejor al objetivo de luchar por seguridad, empleo y libertad en el Ecuador; ello, mediante la instauración de una verdadera democracia orientada por la economía social de mercado, equidistante del capitalismo salvaje y el socialismo totalitario, practicante de la autonomía y la descentralización, para propender al desarrollo armónico de las ciudades y la modernización del sector rural.

Hoy, Madera de Guerrero, al cual me adhiero oficialmente en acto de mayor identificación y nueva disciplina, me propone representarlo en una lista nacional y no solo a Guayas, sino a las aspiraciones que esta provincia comparte con la mayoría del Ecuador. Acogo el pedido como un reto y obligación a la vez, más aún si estoy precedido por una luchadora brillante, valiente y honesta como Cynthia Viteri.

Para ello, Madera de Guerrero autorizará –en este caso a ambos- constar en la lista nacional del partido con el cual ha hecho alianza, es decir PSC- lista 6, cuya conducción ha retomado Jaime Nebot Saadi en una clara demostración de que ahora si son lo mismo, aunque en ámbito territorial distinto.

Las diferencias que sostuve desde 1979 con el PSC fueron principalmente con el Ing. León Febres-Cordero y se dilucidaron por parte de ambos, como constó al país, virilmente, en vida. No lo he atacado muerto como hacen algunos de sus enemigos e incluso he defendido en las calles el derecho de Guayaquil a honrarlo con un monumento en el lugar determinado por el cabildo de esta ciudad.

Me enorgullece contribuir a la propuesta, difusión y defensa de un modelo exitoso para Guayaquil y de probada eficacia en otros países. Será mediante el apoyo o rectificación a leyes positivas u oposición a la legislación nefasta propiciada por estos días, así como en la fiscalización seria de la corrupción imperante que quita recursos a los pobres en lugar de usarlos no solo para aliviar su postración, sino para sacarlos de la pobreza con su capacidad de emprendedores.

FIN.

 

TECNOLOGÍA Y DDHH

E-mail Imprimir

TECNOLOGÍA Y DDHH:

“El caso de Ecuador”

Trampas para coartar la libertad de expresión

Exposición en la 1era Conferencia Mundial Rights. Con Rio (junio 1ro/12).

(Solo partes de esta ponencia serán citadas porque pidieron no leer las exposiciones sino conversarlas; por lo tanto, algunos temas improvisados, no constan aquí).

 

Por: Carlos Vera R.

Productor de T.V./Activista Político

 

La tecnología es tan buena o tan mala como el uso que se le quiera dar; los Derechos Humanos son normas de convivencia universal y superior para guiar la regulación de ese uso. En conciliar lo uno con lo otro, siempre habrán conflictos y dilemas que deben resolverse en democracia y con democracia.

Hago entonces una clara propuesta: en dictadura, cualquier avance en este camino es en realidad un retroceso; siempre hay una trampa oculta o el poder concentrado lleva todo a eso, a una trampa! En regímenes totalitarios o autoritarios, como con eufemismo o cobardía algunos prefieren llamar ahora a los gobiernos que llegan por el voto pero se reeligen tras las botas, ocurre hoy eso. América Latina hace rato que no vive dictaduras militares sino algunas dictaduras civiles garantizadas por militares a cambio de sus ascensos, contratos, armamentos, encubrimiento o corrupción, bien disfrazados bajo el pretexto de profesionalismo o dedicación a nuevos retos como el narcotráfico.

Dictadura existe cuando es un mito la independencia de poderes o el Ejecutivo mete mano en la Justicia. Ambas condiciones se cumplen en el Ecuador.

 

NADA EN DICTADURA: NADA!

Si alguien supone que estoy invocando la intervención de los militares para combatir las dictaduras, se equivoca. Y peor si encuentra alguna nostalgia con los golpes de estado auspiciados o protagonizados por uniformados para proclamar un cambio que luego traicionaron. Simplemente afirmo que países como Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Bolivia o Argentina, usan ahora su fuerza para avalar la corrupción del poder civil y así mantener o acrecentar su influencia o ser incluso parte del aparato de saqueo y sometimiento.

Así pues, la pretensión de regular el uso de la tecnología moderna y cambiante en internet con el pretexto de salvaguardar los derechos humanos, debe ser impedida en dictadura; sino, escrutada con sospecha e inteligencia. Y reportada paso a paso a la comunidad internacional.

En democracia, debe ser alentada y debatida para que el remedio no resulte peor que la enfermedad. La directriz principal debe medir en general y en cada país –porque su acceso a la tecnología y realidad individual no es igual- si el beneficio que se genera es superior al perjuicio que se causa.

 

CEDER PARA GANAR

Los estadounidenses aceptaron a raíz del 11-S que su privacidad sea limitada y vulnerada (masiva y legalmente), porque antes ya se lo hacía restringidamente (e ilegalmente). A cambio de recuperar una parte de su seguridad; cedieron una parte de su libertad.

Hoy, esa medida extrema adoptada ante una amenaza extrema pretende ser imitada y justificada en países y por gobiernos que no enfrentan ese peligro sino una reacción liberadora frente al poder vertical: el conocimiento. En Ecuador el tirano Correa acusa y enjuicia por terrorismo a indígenas y ecologistas, no a miembros de Al Qaeda o las FARC.

Ese conocimiento ha generado más conexión, unidad, rebeldía, conciencia, alternativas, esperanza, movilización que cualquier partido; eso para ellos si es un peligro! Eso es lo que buscan impedir a pretexto de regular: que la tecnología sea herramienta para ejercer y establecer democracia.

Tengámoslo claro. Los pretextos que ponen atrás de cada regulación para justificar restricciones a la libertad de expresión que los desenmascara, son solo eso: pretextos.

Y esos pretextos se convierten en doctrina: la moda se llama Socialismo del siglo XXI. El líder es Hugo Chávez; el imitador, Rafael Correa; la inspiración, Fidel Castro; el enemigo, el “imperialismo”.

 

LO ANTIDEMOCRÁTICO SE VUELVE LEGAL

El siguiente paso es incorporar la doctrina totalitaria a la Constitución, en el caso del Ecuador, incluso con textos introducidos sin debate o redactados abiertamente por ideólogos españoles. De allí, esa Constitución se aprueba plebiscitariamente, a cuenta de que tiene importantes avances incorporados pero lleva escondida una daga contra la libertad de expresión.

Se dice por ejemplo que la comunicación es un sector estratégico; y que los sectores estratégicos tendrán que ser manejados por empresas mixtas, con al menos 51% de mayoría del estado. Es decir, que aprobada una ley que desarrolle ese concepto, los canales de TV y radios del Ecuador –porque usan el espectro radioeléctrico- tendrán como socio mayoritario al estado.

Luego, viene el siguiente paso: una Ley Mordaza que ejecute las generalidades de la Constitución a pretexto de que en el Ecuador si hubo un festín en el otorgamiento de frecuencias y las normas están rezagadas ante el avance de la tecnología. Esa ley considera a la comunicación un servicio público y no un servicio al público. Servicio público solo es, solo puede ser el que prestan las entidades públicas. Si en el Ecuador hubiera medios públicos como pregonan y no medios gobiernistas como en realidad son, ellos darían un servicio público.

Pero la Ley de Comunicación del Ecuador, que la mayoría del país resiste y rechaza ya 3 años –tal como he dicho al principio que debe hacerse en dictaduras- plantea que cada sujeto responde igual que un medio, de hecho lo considera un medio, por tener una herramienta de comunicación masiva al usar internet para facebook, twitter, blogs, youtube y otras aplicaciones. Confunden la organización formada y autorizada para el privilegio y la responsabilidad de ser un medio de comunicación con la persona en capacidad de difundir mensajes con mayor alcance que un medio de comunicación. Y le quieren imponer las mismas obligaciones y responsabilidades sin tener personería jurídica, jefe de redacción, editor, manual de estilo, redactores, investigadores. Está claro a dónde van: a limitar o impedir su libertad de expresión, a la cual en cambio si invocan cuando quieren que vote por lo que no conoce, o aplauda algo que no le consta o repudie y ataque incluso a alguien que no les favorece.

Está claro el doble standard? Está clara la trampa?

 

INTERNET, SI; INTERNET NO.

Ejemplos concretos: en el último proyecto de Ley Mordaza el art. 4 dice: “esta Ley no regula la información u opinión que circula a través de las redes sociales”.

Pero en su art. 5, estaba la trampa: “se considera medios de comunicación social a personas…que prestan el servicio público de comunicación masiva…cuyos contenidos pueden ser generados o replicados por el medio de comunicación a través de internet”.

El penúltimo proyecto no consideraba medios a las personas; éste, sí.

Pero en el Ecuador, la dictadura –como es eso- no necesita de la Ley Mordaza para coartar la libertad de expresión: se basa en el Código Penal y otras leyes que interpreta a su conveniencia con la anuencia de los otros poderes del estado abiertamente, descaradamente sometidos al Ejecutivo, como la Corte Constitucional y la Función Judicial. Eso hizo posible que arrestaran un tuitero en Cuenca por este mensaje: “Salve oh, Correa los que te vamos a matar hoy te saludamos”. Antes ponía: “Salve, oh Correa, los que vamos a morir hoy te saludamos”.

En este caso, la tecnología de todo el aparataje de intervención y espionaje montado por el gobierno sirvió y sirve para acosar e investigar inocentes y no delincuentes. Le sacaron orden de prisión luego a un politécnico de Guayaquil por un sarcasmo similar en su blog contra el Fiscal Gen. De la Nación W. Pesantez.

En cadenas públicas de TV, el Jefe de Estado ecuatoriano realiza verdaderas incitaciones al delito sin que nadie lo sancione. Jura destruir –esa es la palabra, DESTRUIR- la prensa que llama corrupta; llama al linchamiento público de los periodistas; convoca a boicots a los periódicos; les dice a sus partidarios “Uds. son 500; los de afuera 50; qué esperan?”

Su Secretaría de Comunicación fomenta una legión de trolls y cientos de cuentas e identidades falsas que intimidan, atacan y amenazan de muerte incluso, a quienes creen que existe en el país libertad de expresión y la ejercen.

 

CUÁNDO EXISTE LIBERTAD DE EXPRESIÓN?

Libertad de expresión existe en una sociedad cuando ejercerla no trae retaliaciones ilegales del estado, llamado a garantizarla y no a coartarla.

La práctica y prédica del gobierno ecuatoriano contra uno de los derechos humanos más relevantes, ha sido denunciada a nivel mundial. Ello ha impedido que se generalice por completo pero quieren encubrirla y justificarla con avances logrados por 1era vez en grupos minoritarios y vulnerables como los discapacitados o las víctimas de enfermedades catastróficas.

El respeto o a uno o varios de los derechos humanos no justifica la violación de otros y menos puede ser usado en el Ecuador para encubrir o atenuar la diaria violación a la libertad de expresión por un tirano con ínfulas de semidios y delirios chavistas, para la cual acaba de prestarse el visto como “hombre bueno” del régimen, el Vicepdte. de la Rep.; impulsor de una innovadora obra social.

17 países democráticos hicieron 65 observaciones al Ecuador en la reciente reunión del Comité Especializado de la ONU en Ginebra, principalmente en el campo de la libertad de expresión. Ni uno solo de esos países fue latinoamericano. Hay tácita coincidencia o por lo menos indiferencia, aun de democracias sólidas como las de Costa Rica, Chile o Colombia porque también temen que el auge de las redes sociales debilite su poder. No deberían temer; como son democracias, están habilitadas para regular con legitimidad el alcance y la ética de esa plataforma tecnológica para potenciar sus beneficios y reducir sus perjuicios; eliminarlos totalmente nunca será posible. Todo avance entraña un riesgo. No podemos pretender disfrutar sólo lo bueno del progreso sin asumir también sus consecuencias colaterales. Vivimos en la Tierra, no en el paraíso.

Cuál es la respuesta del gobierno del Ecuador a los organismos que lo “observan” por atentar contra la libertad de expresión? Cambiarlos. Si! Cambiarlos a ellos, no cambiar su política. La dictadura de Correa impulsa que la CIDH ya no tenga su Sede en WDC, ni tenga financiamiento adicional de los países que la integran ni tenga atribuciones para tramitar denuncias sobre violaciones de Derechos Humanos.

Esa tesis, esa locura, se vota por estos días en la cita de Cancilleres de la OEA en Bolivia.

El Gobierno del Ecuador también quiere cambiar la sede de la ONU de N.Y. porque E.U. no le dio visa a una ex guerrillera Ministra de su gobierno para asistir a una reunión de la ONU.

 

ASÍ FUE POSIBLE…

Cómo llegamos a ese nivel de totalitarismo increíble si no lo viven en el Ecuador? Como Venezuela. El país estuvo cansado de 30 años del gobierno de partidos distintos que eran lo mismo y no emprendieron una transformación social en el poder. Otros, especialmente periodistas y líderes sociales, creamos el ambiente para el cambio y una Constituyente; Correa lo acogió hábilmente y con eso ganó. Le permitimos incluso que disuelva casi el Congreso al descalificar 53 legisladores, todo en aras de la revolución que luego resultó una involución. Pero ya era muy tarde para frenarla; sacó una Constitución que rescataba derechos como el de la naturaleza pero aniquilaba otros, como el de la libertad de expresión al imponerle condiciones imposibles: que toda información sea veraz y verificada antes de ser publicada? Entonces ya no es información: es historia. Para colmo, se usan mecanismos democráticos para hacer aprobar al pueblo regulaciones totalitarias como la ya mentada Ley Mordaza y ni aún así pasa. La mayoría del Ecuador la resiste y rechaza un año después de favorecida incluso en una consulta de mayo 7/2011, por cierto, con fraude: proponía crear un Consejo de Regulación -de paso esa pregunta de la consulta fue sin incluir a internet– que controle contenidos. La Ley manda que 4 de sus 5 miembros sean vinculados al Jefe de Estado. Y se permite, como ya dije, incluir internet.

 

CON VOTOS, NO CON BOTAS.

De una dictadura se sale sólidamente con democracia. Fue posible en Chile; lo será en Venezuela y también en Ecuador. Aunque el control es total el desaliento es tal, que hoy 70% no votaría por el Jefe de Estado. Y en gran medida, depende de las redes sociales que esa mayoría no se divida en 5 partes que sean menores al 30% todavía ilusionado con la obra y los insultos del dictador. De allí que el tema tecnología, DDHH y libertad de expresión es crucial para el Ecuador. Y es esperanzador porque quedan suficientes medios libres y ciudadanos dispuestos a jugársela en que esa trilogía sirva para consolidar una democracia y no para encubrir más una dictadura. Por hoy, entre restringir más y permitir el flujo libre vía internet, me quedo con lo 2do. Para los excesos siempre hay un remedio; para el silencio, ninguno. El remedio además no radica tanto en la cantidad de regulaciones sino en la solidez de valores que se promueva en una sociedad. En un hogar, en un país donde se difundan más valores que prohibiciones, los controles los ejerce la persona más que el gobierno. A eso deberían apuntar en lugar de coartar la poca libertad que nos queda.

El ejercicio responsable de la libertad si es progreso.

 

 

 

 

 

 

Última actualización el Jueves, 31 de Mayo de 2012 18:43
 

¡SÍ PROPUSE LA UNIDAD!

E-mail Imprimir

¡Sí PROPUSE LA UNIDAD!

UNIDAD DE ACCIÓN

 

Para relevarlo democráticamente del poder, es preciso que no solo Quito y Guayaquil muestren su descontento, reclamen sus derechos y participen en sus soluciones. Todo el Ecuador debe integrarse y activarse.

Es urgente que desde diversos flancos apuntemos al mismo blanco, postergando diferencias personales y políticas, sin llegar a la claudicación e indignidad. Hoy, cabe unidad de acción más que un frente único. Eso, un frente único, daría la oportunidad soñada por Correa para ponernos a todos en el mismo saco e identificarnos a todos como “el pasado”. Hoy, cabe coincidir en pocos puntos básicos:

  1. La salida a la crisis será democrática. Un NO rotundo al golpe de estado.
  2. Cualquier gobierno futuro se instalará por elecciones limpias
  3. Toda alternativa democrática debe respetar las declaraciones universales de derechos y los tratados internacionales firmados por el Ecuador.
  4. Toda disyuntiva democrática tendrá una sola posición de consenso en la oposición.
  5. La prioridad es seguridad; luego, generar empleo y simultáneamente, hacerlo en un ambiente de libertad
  6. Se privilegiará cuanta acción, legislación o coyuntura disminuya la pobreza.
  7. La ideología será una herramienta de análisis y no un dogma de fe para buscar la mejor solución a cada problema.
  8. El país está sobre el partido porque el país está partido.
  9. Ninguna transformación importante se tomará de los extremismos.

10. No se tolerará ninguna falta de respeto y se responderá con una sobra de razones.

 

Hasta que se arraigue, entienda y respalde una convergencia tan simple como necesaria, la propuesta pasa por otras acciones inmediatas, sin las cuales cualquier logro futuro se vuelve impracticable:

 

  1. Denunciar todas las leyes de la Asamblea que atentan contra la libertad y proponer textos correctivos.
  2. Documentar los casos de corrupción hasta movilizar a las autoridades o identificar su indiferencia.
  3. Apelar cada vez más a instancias internacionales ante la complicidad o negligencia de las nacionales.
  4. Reconocer los aciertos del gobierno.
  5. Participar en procesos de elección y selección para funciones públicas, evitando así que la mayoría se convierta en hegemonía
  6. Exigir que cesen las contrataciones a dedo y se generalice la competencia abierta.
  7. Combatir la preferencia hacia regímenes represivos como Irán y Venezuela.
  8. Reclamar apertura hacia la inversión productiva y transparente, indistintamente de su nacionalidad
  9. Contrarrestar la publicidad oficial falsa y las versiones oficiales distorsionadas.
Última actualización el Jueves, 17 de Mayo de 2012 11:06
 

¡ADIÓS INSULTADORES!

E-mail Imprimir

¡ADIÓS INSULTADORES!

(Por qué los bloqueo desde hoy, Oct. 3/11)

Por: Carlos Vera Rodríguez

 

Comprendía pero no compartía la necesidad de bloquear a los insultadores en twitter (no todos necesariamente son trolls).

A mucha gente molestaba la procacidad, reiteración y enajenación de sus comentarios. Para mí, aquello evidenciaba en cambio su debilidad, uniformidad y origen: carencia de razones (argumentos, tienen algunos); falta de originalidad en las respuestas (todos, variantes de la misma propaganda); y portavoces o eco de la tiranía, pagados o cegados (algunos, convencidos).

Los insultadores correistas y muchos simplemente escudados en el parapeto del socialismo del Siglo XXI para justificar sus resentimientos, atracos u ocupaciones, son variantes de un mismo molde y en esa medida, descubren las limitaciones del modelo que sustentan y el estilo del líder que reverencian. Porque no lo siguen; lo idolatran. Son, ante todo, fanáticos.

Pero aún así, incluso equivocados y renuentes a ver la inseguridad desatada por su modelo como la más dañina expresión de su fracaso, tenían y tienen pleno derecho a expresarse. Y no dejaban de hacerlo porque yo ejerciera el mío. Hasta que esa libertad la han empleado para castigar y coartar la libertad de otros.

 

LOGRARON CALLARLOS

 

Como conmigo no lo consiguieron, yo pensaba que con muchos tampoco podrían. A ellos han logrado callarlos en mi “timeline” y en el de muchos otros pensadores democráticos a costa de acosarlos, acusarlos, denostarlos, amenazarlos, ridiculizarlos y calumniarlos a tal grado, que miles de personas han decidido abstenerse de criticar al jefe de Estado ecuatoriano o a su gobierno. Han callado. Han suprimido su expresión, en aras de conservar su tranquilidad, su privacidad y su seguridad.

Otros, aparte de bloquearlos, optaron por recomendar a sus relacionados hacer lo mismo. Los previnieron. El resultado fue igual. El temor se fue masificando. La autocensura fue imponiéndose, todo por algunos cientos de insultadores que son absoluta minoría en twitter y aquí también, comparados con los 51 mil seguidores en esta cuenta. Revisé otras, de periodistas independientes o políticos opositores: igual resultado. Hablé con ellos: lo mismo. Y algo peor, muchos de ellos dejaron también de opinar de esos temas para no exponerse al leer 25 insultadores cada vez que revisan sus menciones hasta encontrar las conceptuales, de cualquier tipo, en su timeline. ¡Periodistas y críticos restringiéndose por una gavilla de vilipendiadores! No puede ser.

Otros bajaron su frecuencia o moderaron sus términos respecto al gobierno. O sea, se limitaron para que los cultores del semidios no se irriten. ¡Peor! No puede ser. Pero ocurre así.

Al no bloquear esos epítetos rastreros, me di cuenta que yo estaba haciéndoles el juego, alimentando esa impudicia al permitirles aparecer ante 51 mil seguidores, sin tener uno solo muchos de ellos, o seis, 45, 120 y 350 apenas. Y no es que una opinión valga principalmente por el número de seguidores, pero si tiene un valor su representatividad. Para colmo, muy pocos usan su verdadera identidad o su foto; son anónimos o lo más grave, falsos. Varios de ellos cacarean lo mismo a través de diversas cuentas creadas para escudarse y dar sensación de multiplicidad.

Cuando denunciamos cuentas falsas con @polificcion, comprendí que el fenómeno estaba logrando su objetivo, en parte, gracias a que yo les daba el mismo espacio y trato, que a quienes se jugaban su cara y su nombre aquí, o su opinión verdadera con un pseudónimo, lo cual –de paso- es una práctica y género válidos en el periodismo.

Injusto. ¡No puede ser! ¡No será más!

 

¿CAMBIÉ? SÍ

 

¿Por qué lo hice y lo soporté tanto tiempo? Porque jamás he suprimido la opinión contraria a mí en los 32 años de hacer periodismo. Pero entendí que bazofia no es opinión.

Porque, como les dije, la ignoraba. ¿De qué manera? Reconozco la mayoría de nombres o tan pronto empiezo a leer su frase, reconozco su bajeza. En otras ocasiones, simplemente me fijó en la palabra insultante y paso. No las leo; paso.

¡Ya no más! Al bloquearlos yo, no les impido expresarse. Solo no incorporo esa opinión en mi grupo. Son como las cartas al director: uno tiene la prerrogativa de escoger cuál publica, salvo las del ejercicio de legítima réplica. Y las noticias mismas: uno escoge cuál difunde, porque el espacio no da para todas y la importancia, menos.

Pretenden conseguir aquí el mismo efecto que lograron en mi facebook: era exclusivamente de apoyo a Carlos Vera, tras renunciar de Ecuavisa y lo convirtieron en rechazo a Carlos Vera, insultando e intimidando las 24 horas del día (se dedican solo a eso, por paga, obsesión y pocos convencidos de que soy el enemigo público #1 del modelo de su instigador). Lograron en pocos meses frenar a quienes opinaban allí y detener el crecimiento de ese grupo. En algunos casos: pasaban los datos a la SECOM, les intervenían teléfonos, malograban negocios. No se contentaban con el acoso mediático. La consigna era detener, no solo al mío, a cualquier grupo que quiera crecer en la oposición y consolidar su unión. No lo van a lograr aquí ni otra vez.

Saldrán sus insultos en otras cuentas, ya no más en la mía porque denigran, disuaden, agotan, restringen e intimidan a quienes opinan con legitimidad contra la tiranía.

 

NO ES CON TODOS

 

No deben preocuparse por lo tanto los críticos, enemigos, adversarios, opositores e incluso detractores de mi o mis ideas. Seguirán apareciendo aquí. Contribuyen al pluralismo, al debate y al contraste; a dilucidar entre la verdad y la mentira. Y a veces incluso, a pulir o hasta corregir una propuesta. Por eso, en varias ocasiones, cuando les he agradecido hasta a ellos su aporte, es en serio. No es pose o pretensión de indulgencia. Es realidad.

Desde hoy entonces los insultadores están bloqueados aquí.

Yo me acostumbré a soportarlos más de 3 décadas desde que empecé, en 1975 a combatir una dictadura militar, sin afectarme ni detenerme. Pero muchos seguidores aquí no tienen esa disciplina (esa coraza, dirían otros); no se han ganado –como yo- esa resistencia o rechazo ni merecen la basura diaria que a mí me servía para ratificar que no estaba en ella pero que a mis seguidores los enlodaba sin tener a la mano –como yo- esa manguera de bombero que se adquiere y fortalece en esta profesión. Quita con su chorro todo el fango ni bien uno la prende.

Mis seguidores no tienen por qué soportar ni enfrentar lo que ocasiono yo y me corresponde solo a mí. ¡No los voy a exponer más!

¡Adiós insultadores!

NOTA: desde hace 15 días, incluyo una nueva categoría los pendejos.

A diario bloqueo entre 12 y 15 de unos y otros pero ingresan de 80 a 90 con afanes respetables GRACIAS.

Mayo/2/12

 

 

UNA TRAMPA MÁS PARA TOMARSE EL T.C.E. (Fiscal cambiado por indagar)

E-mail Imprimir

DENUNCIA EN CONTRA DE MARIA CATALINA CASTRO LLERENA, POR FALSO TESTIMONIO, PERJURIO, FALSIFICACION DE DOCUMENTO Y USO DOLOSO DE DOCUMENTO FALSO.

La denuncia fue presentada por el señor Simón Bolívar Zambrano, el día 15 de marzo del 2012, a las 16h50. Por sorteo de ley le, toca conocer al Fiscal Adolfo Castro Gutiérrez. El día viernes16 de marzo de 2012, le solicitan al fiscal Castro que desestime la denuncia, sin ni siquiera haber iniciado la indagación previa, para determinar si los hechos denunciados son verdaderos o no. El Fiscal Castro se niega hacerlo; el día lunes 19 de marzo del 2012, el fiscal Castro se excusa de conocer esta causa por cuanto la denunciada María Catalina Castro Llerena, en su calidad de Directora del Consejo de la Judicatura de Manabí, le abre un sumario administrativo y él considera que es un mecanismo de presión para que desestime la denuncia que le han presentado por delitos contra la fe pública. El señor Fiscal provincial de Manabí, no le acepta la excusa y le ordenan iniciar la investigación, por lo que el dìa jueves 22 de marzo del 2012, se inicia la indagación previa, y notifican a la ciudadana denunciada el día viernes 23 de marzo del 2012, a las 09h00. Sorpresivamente, el día viernes 23 de marzo del 2012, a las 14h00, se rumora fuertemente que al Fiscal Castro lo trasladan al cantón el Carmen, a cinco horas de Portoviejo, con lo que lo separar de la causa y de la investigación, rumor que fue confirmado por el Departamento de Talento Humano de la ciudad de Quito. Alli no explicaron los motivos del cambio y en su lugar, como Fiscal, lo reemplazan con el Dr. Arturo Brito Centeno, quien no aprobó las evaluaciones del Consejo de la Judicatura; por lo tanto en estos momentos está afuera de la Fiscalía y a la vez está participando para vocal de un Tribunal Penal en Manabí. Con esto pretenden dejar en la impunidad los hechos denunciados, ya que al Dr. Brito de seguro le “arreglarán” las notas para que se quede en la Fiscalía o en su defecto lo pondrán de miembro de un Tribunal Penal.

 

 


Página 1 de 8

Intégrate

Logo